Naturaleza

Para crear interesantes imágenes de flores y plantas es aconsejable fotografiarlas dentro de su ambiente natural o crear condiciones similares con luz artificial.

Par evitar elementos que puedan molestar, se puede aislar el motivo con un fondo uniforme o desenfocar los planos situados detrás del motivo principal. Es muy atractivo realizar una secuencia fotográfica cuando las flores se abren o se cierran. Si utilizamos una película en blanco y negro, es importante que el motivo sea de un tono opuesto al fondo, para destacar así la imagen y no confundir la composición.

La naturaleza durante la estación invernal, se manifiesta desnuda y un poco triste. En cambio, basta una helada nocturna para encontrarla al día siguiente, elegantemente decorada con sorprendentes bordados de escarcha. El hielo, además ofrece un motivo perfecto para realizar interesantes composiciones abstractas.

Cuando la temperatura desciende algunos grados por debajo de cero, se aconseja llevar pilas de repuesto, ya que el hielo puede inutilizar temporalmente las que están en uso. Algunas cámaras ofrecen la posibilidad de utilizar un alimentador externo que debemos mantener protegido. El frío es el principal enemigo, de las pilas, del aceite que lubrica el equipo y la película. Para mantener la cámara caliente, la llevaremos protegida bajo una superfície que la proteja, anorak, etc. y sólo la sacaremos cuando vayamos a efectuar una fotografía

Los glaciares y las montañas nevadas, debido al color blanco inducen al exposímetro a subexponer la escena, deberemos compensar esta sobreexposición. Con el hielo se pueden crear fascinantes fotografías incluso en los motivos más pequeños, los hace significativos.

 

Fotografiar la llanura

  La llanura, es una fotografía en una zona abierta , debe comunicar sensación de espacio y libertad. El cielo domina la extensión y se resal ta, bajando la línea del horizonte. El buen punto de la toma, debe ser bastante alto, para evitar que se superpongan las líneas de fuga del paisaje.

Los elementos significativos , como las alpacas, y demás vegetación o animales pastando evidencian la bastedad de la llanura. Los muros y vallas fragmentan el paisaje crean interesantes motivos geométricos.

 

Fotografiar el bosque

Los diferentes elementos que conforman el bosque, resultan muy confusos. Hay que buscar un claro o algún detalle que podamos aislar.

Són de especial interés los contrastes creados por las diversas especies de árboles que lo forman.

La luz se filtra a través de los árboles, creando sensaciones entre la luz del sol y las hojas muy especiales. Las hojas de los árboles retienen la luz roja y pueden provocar una dominante verde en la imagen. Si se produce esto, es conveniente colocar al objetivo un filtro de corrección 20 de rojo o de magenta. Las diferentes especies de árboles en el mismo bosque crean contrastes interesante.

Fotografiar el mar

Captar la atmósfera de un paisaje marino, no es nada fácil. Los reflejos producidos por el agua, las condiciones atmosféricas la hora del dia, influyen de modo determinante en el efecto de la imagen.

Las olas chocando contra las rocas foman apasionantes escenas en el agua. Para congelar el movimiento, se ha de utilizar un tiempo rápido (mínimo 1/250 seg). El filtro polarizador elimina los reflejos, y crea imágenes saturando el color del cielo y el mar.

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons gogoloopie, Joseph Philo Powell, Guima-San  © 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode